BIEN AHI MUNDIAL

viernes, junio 02, 2006

El Mundial que sí miramos

A contados días del inicio del Mundial, es buen momento para ir poniendo en claro algunas cosas.

Es fundamental ponerse de acuerdo con nuestros queridos compañeros de trabajo y dejar en claro, si es necesario utilizando la fuerza, que este mes (es sólo un mes cada 4 años) nos importa mucho más que ver los partidos de Argentina. En mi caso: voy a mirar todos los partidos posibles. Eso implica que el televisor que tengo a 10 metros de la computadora donde trabajo (a conciencia y con esmero, dicho sea de paso) estará siempre sintonizando el canal que transmita el partido de turno. Para esto, ya tuve que ponerme firme contra algunas quejas por lo bajo de compañeras/os a los que el volumen del televisor parece interrumpirles su concentración, como si estuvieran por escribir un tesis de física cuántica. Así que enseguida pusimos los puntos en claro. Se mira todo y cuando juegue Argentina el volumen subirá un poco. En el resto, puedo negociar un mute e ir viendo las repeticiones de los goles.

Por otra parte, los mundialistas debemos saber que, por jugarse en horario laboral, este torneo tendrá la carga negativa de convivir con:

- compañeras de trabajo que no entienden nada y preguntarán todo el tiempo. Estos casos, quizás sean los menos grave y hasta lo más simpáticos. Si uno pregunta porque le interesa saber, está bueno que otro pueda contestar. Más aún si la compañera está apeticible.
- compañeros a los que el fútbol no les interesa (¡pero si el western!), que nos pedirán que los acompañemos al kiosco en pleno Paraguay vs. Inglaterra.
- compañeros que se las dan de superados y cuando juegue Argentina se harán los listos y hasta festejarán algún traspié del combinado albiceleste, que esperamos sean los menos posibles.

A esto se le suma que, en algunas empresas modernas, se está promoviendo que cuando juegue Argentina, el maravilloso grupo humano más conocido como empleados se reuna para verlo en una pantalla gigante instalada especialmente para la ocasión. Desde aquí recomendamos, incluso a riesgo de quedar como un sorete antisociable y que esto les reste puntos en la evaluación de desempeño anual, evitar las aglomeraciones y presenciar el encuentro con la menor cantidad de gente posible. Si es necesario, pedir permiso para retirarse y verlo junto a un grupo reducido de amigos.

Los trabajadores hogareños no tendrán que lidiar con estos problemas. Sólo les quedará organizar mejor sus agendas para ir matizando escapadas puntuales con partidos de fútbol.

Tú, amigo mundialista, ¿cómo harás para ver la mayor cantidad de encuentros?

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home






  • Hagan sus apuestas
  • No nos defraudes, Ricardo
  • Como de arriba de un puente
  • Apuntes del amistoso con Angola
  • ¿Quién es quién?
  • Cambiar para no dormir
  • Futuros fracasos mundialistas: Thierry Henry
  • Buenos augurios
  • Look mundialista cabaretero
  • Volvé Gauchito, te perdonamos

  •  


    Powered by Blogger



         
    BIEN AHI MUNDIAL