BIEN AHI MUNDIAL

lunes, junio 12, 2006

Mi Visión del Fútbol

Es la primera vez que vivo en Mundial en Brasil; es más, también es mi debut absoluto en esa condición en el exterior. Ver una Copa en la casa de tu clásico rival puede resultar francamente insoportable por todo lo que te ves obligado a aguantarte; más cuando ése rival es que más larga la tiene en materia de fóbal.

Sin embargo, tiene su lado bueno, y crea situaciones bizarras: en calidad de “periodista deportivo argentino”, Sport TV, el canal de deportes de la Globo, una especie de TIC ESPORTS de habla portuguesa, me invitó a “analizar” el debut de los dirigidos el Pekerman contra Costa de Marfil.

Ya había hecho lo mismo el año pasado por motivo de las Eliminatorias y la Copa de las Confederaciones, así que por cábala (cuando hablaba con el productor que me llamó lo pensé) acepté; ganamos en Baires, perdimos en Alemania, así que tenía que ir por el desempate; y me fue bien, dado el resultado del match del sábado.

Lo extraño fue ver el partido en una redacción en la mucha gente que parecía ser hinchas de Costa de Marfil desde que nació, más otros tantos que sí querían que ganara Argentina. En un momento, tenía al enorme Nelinho al lado mío, aquel lateral derecho que hiciera uno de los goles más bonitos de la Copa 78 desde afuera del área, a quien pensé pedirle un autógrafo, pero me pareció muy poco profesional y guardé mis ímpetus cholulos para otra oportunidad.

Una vez acabado el partido, al aire, en un programa que se llama “Tá na Área” el cual, como heroinómano del fútbol, miro siempre. La charla fue tranquila, informal, me despaché con lo que tenía ganas, fui el único ser en el Planeta Tierra que dijo que Costa de Marfil no es para tanto (si no le ganó a esa Argentina que juega a 2 km por hora, me dejan muchas dudas; igual Drogba es un fenómeno); me mandaron un abrazo desde el móvil en directo desde Alemania porque estban los conductores con elos que compartí el piso el año pasado; una bocha de fachos mandaron mails pidiendo que me sacaran del aire (me comentaron en un corte) y en uno de los intervalos uno de los conductores me dijo al pasar que “Jessico” de los Babasónicos le parece un discazo.

Igualmente, lejos, lo más gracioso fue cuando estaba en el aire una nota, entró la maquilladora y me pasó abundante polvo por mi enorme frente y el resto de la cara, además de haber intentado acomodar un poco mi horrible pelo largo. Al ver que era imposible esconder tanta fealdad, desistió.

Así pasaron dos horas muy entretenidas haciendo algo que me parece increíble: hablar en la tele sobre lo mismo que tanta saliva me hizo gastar con mis amigos durante años; y encima en otro idioma y en la casa del rival, lo que le dan un poco más color.

Cuando me iba, el productor que llamó, me comentó que si me interesaba ir de nuevo en la partido contra Serbia; yo, cabulero viejo, le dije sí. Pero no aclaré que si me llama, vuelvo hasta con la misma camisa.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home






  • Tristeza gigante
  • Estimado Sr. Blatter:
  • Algunas cositas sobre la selección
  • Inauguremos
  • ¡Vamos Ecuador!
  • Apuntes de Alemania vs. Costa Rica
  • Ser Germano
  • ¿La gran estafa mundialista?
  • Mate, galletitas y 400 mil dólar
  • Campeones virtuales

  •  


    Powered by Blogger



         
    BIEN AHI MUNDIAL